Razones por las que contaminas el agua

Cambiar conductas aprendidas no es fácil, pero siempre estás a tiempo para dar la vuelta y comenzar a hacer algo por ti y por los demás.

El ser humano es el protagonista de la película de terror titulada Tú eres el culpable. Sí, si se tuviera más cuidado de la contaminación del agua y del impacto que tiene y tendrá, otra sería la historia.

A continuación, verás algunas explicaciones.

1. En la agricultura es común el uso de pesticidas y productos químicos para la producción de alimentos. Pero, todo eso pasa directamente por canales subterráneos que, seguramente, terminan en redes de agua para consumo que difícilmente serán tratadas.

2. La tala de los árboles forma parte del gran universo de la contaminación del agua porque contribuye a que los ríos, lagos, entre otros se sequen.

3. Obviamente, las industrias son los responsables, por excelencia, de la contaminación del agua. Las empresas vierten sus productos químicos en los ríos y esto no solo afecta al ser humano, también a todo el ecosistema.

4. Otra razón muy preocupante ocurre con los derrames de petróleos, esto no solo afecta el agua, también a todas las especies que habitan en ellas. Pescadores y marineros se ven afectados por los cambios físicos y químicos del líquido haciendo difícil el trabajo.

Todo esto se resume en la poca sensibilidad que tiene el ser humano hacia lo que lo rodea. Las advertencias están en todos lados, pero parece que nada hace efecto para que cambien las cosas.

Las cifras parecen no importar mucho, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) diga que cerca de 5 millones de personas en el mundo mueren por beber agua contaminada, suele ser utópico.

Pero si llegaste a esta publicación, algo te debe importar el tema.

Ahora, si consumes agua contaminada los problemas pueden ser muchos. La OMS dice que puedes sufrir de diarrea, cólera, hepatitis A, disentería, poliomielitis y fiebre tifoidea, y muchas otras.

El cambio no vendrá de otros, siempre hay que hacerse responsables de lo que se da a la naturaleza para recibir lo mejor de ella. El planeta agradecerá cualquier aportación y será valiosa sin importar el tamaño de ella.

¿Qué estás esperando? Comunica el mensaje y no seas una razón más, el cambio está en tus manos.

«Si quieres conocer cómo reducir la contaminación del agua, puedes leer este artículo«