11 de noviembre de 2011

Crisis, Grecia o repetición de la historia de la deuda externa del Tercer Mundo

El artículo 14.5 del Contrato de Préstamo que el gobierno de Georgios Papandreou firmó el 8 de marzo de 2010 con el FMI y los acreedores europeos, debería conocerlo todo ciudadano Europeo, por que tal vez, Grecia no sea la única en caer al abismo.



El articulo dice textualmente así: “Por el presente contrato, el prestatario [Grecia] renuncia irrevocablemente y sin condiciones a toda inmunidad que tenga o pudiera obtener en lo referente a sí mismo y a sus bienes”. Les dejo unos minutos para que lo mediten.


De acuerdo al derecho internacional, la soberanía de los Estados impide que los bienes públicos sean embargados; la supresión de este derecho de soberanía sólo sería posible si el Estado renunciara expresamente a ellos, y esto es lo que ha hecho a espaldas de la ciudadanía el gobierno de Papandreou al firmar el Contrato de Préstamo del 8 de marzo de 2010, sin pasarlo siquiera por la aprobación del Parlamento.



Antes de contratar este “plan de rescate” con el FMI y nuestros “socios” europeos, Grecia le debía dinero a entidades privadas que habían invertido en bonos del Estado; ahora, tras los nuevos paquetes y el “efecto conversor” del plan de rescate, la especulación privada se ha convertido en deuda pública y los acreedores ya no son meras entidades financieras, sino que son también Estados y el Fondo Monetario Internacional.



El artículo 14.5 abre de par en par las puertas al nuevo colonialismo financiero, al proceso global de desmantelamiento del estado de derecho, de usurpación de la soberanía y de sometimiento a través de la deuda. Ahora, los acreedores –que han exigido entre otras cosas que el nuevo memorándum se rija por el derecho británico, el más favorable a sus intereses– pueden ganar juicios ante tribunales europeos, alemanes o ingleses y despues ir a Grecia a embargar recursos minerales, lingotes de oro, infraestructuras públicas o zonas del territorio nacional. Además, como todo banco tiene derecho a convertir en títulos sus préstamos, nada impide que parte de esa deuda pueda ser vendida a terceros: nada impide que, si Alemania se cansa de negociar, se la traspase –por ejemplo– a Turquía, convirtiéndola en privilegiada acreedora de Grecia, con vía libre para resarcirse del impago.



“Lucas Papademos será el nuevo primer ministro del país Heleno, tras el acuerdo que el primer ministro saliente, George Papandreou y el jefe de oposición Antonis Samaras.



Papademos Actualmente es profesor en la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard.



Anteriormente fue vicepresidente del Banco Central Europeo, economista de la Reserva Federal de Boston y Miembro de la Comisión Trilateral, es decir la persona con el perfil más adecuado para llevar a cabo el saqueo de Grecia.



Quien lo iba a decir, el país donde nació la democracia en manos de buitres.

Rebelion

Web Analytics