10 de febrero de 2009

La lucha de los pequeños empresarios

Algunos de los que recibiréis esto trabajáis para la banca. Lo siento pero la situación está siendo insostenible para mucha gente y Don Emilio Botín se ríe de la fiebre del niño (la economía española) y nos insulta cuando dice que quiere bajar un 15% la retribución variable de los consejeros. Es decir, que dejarán de ingresar una barbaridad para ser una barbaridad menos un infinitesimal.

La mejor forma de sanear esta crisis que nos está afectando a todos de una manera u otra es cambiar la actitud y perder el miedo a las consecuencias de lo que un banco puede hacerte. Si tienen que despedir a gente y cerrar oficinas ¡que lo hagan! Como tantas empresas lo están haciendo. Hay otra vida sin el banco a tu espalda.

Paremos el endeudamiento. Firmad los préstamos necesarios, retirar el pasivo. Llevadlo a cajas sanas, o no tan infectadas, como la Caja de Ingenieros, CAI o a la banca solidaria. Hay que tumbar a estos "terroristas económicos" que están llevando al suicidio a muchos pymeros en España y llevando a la ruína a millones de familias en nuestro país. Esto no depende de ideologías ni movimientos sociales. Es un simple intercambio Quid Procuo, tu me das, yo te doy. Si no me das nada, no te doy nada...

Ustedes eligen que hacer con este escrito pero recordad que por mucha justificación moral que le demos a nuestras conciencias el dolor está ahí fuera. El único problema es que no lo vemos, no lo sentimos, pero está ahí.

Carta a los bancos en blanco.

Rebelion

Web Analytics