14 de noviembre de 2007

Vuelta a casa

En el blog Lápices para la paz leemos la historia de las niñas Zahara de Iraq y Nour de Palestina.

A Nour le han colocado, en el equipo de otorrinología del Hospital Jiménez Díaz de Madrid, un implante coclear para que pueda oír.

Zahara se ha recuperado en Madrid de las tremendas secuelas producidas por un coche bomba en Bagdad cuando iba al mercado.

Gracias a la acción de Infancia Solidaria, las dos niñas vuelven a casa restablecidas. Lo cual es una buena noticia, pues aunque Iraq y Palestina "no son lugares idóneos para nadie y menos para niños -como dicen en Lápices para la paz-. Son lugares donde hay una guerra cruel y despiadada. Pero son sus hogares, donde están sus familias, su identidad y sus raíces".

Rebelion

Web Analytics