28 de noviembre de 2007

Niños con moscas

El blog amigo [LA OTRA AGENDA], ha publicado estos días una estupenda serie de tres artículos bajo el título Niños con moscas.

David, el autor de este muy recomendable blog, toma como punto de partida de su reflexión las fotos sensacionalistas que, sobre todo en los años 80, fueron tomadas de niños casi moribundos plagados de moscas. Si bien estas imágenes han contribuido a hacernos presente la pobreza en el mundo, también han creado una imagen irreal de los países empobrecidos. Dice el autor:

"Una dinámica en cualquier centro educativo de secundaria nos sorprendería. ¿Saben los adolescentes que hay coches, lavadoras, rascacielos, teléfonos móviles, antenas parabólicas o iPod en “África”? ¿Saben que hay millones de personas felices? ¿Saben cómo la gente supera las dificultades cuando les llegan? ¿Cómo se organizan incluso las comunidades y pueblos más remotos gracias a su propia capacidad? ¿Se imaginan que cuando ocurre un desastre natural, la inmensa mayoría de las personas son salvadas o ayudadas por su familia y sus vecinos o por los servicios locales de emergencias? Quizás menos de un 1% es “salvado” gracias a al ayuda que llega de otros lugares del mundo. ¡Sorpresa! Incluso en los lugares más remotos, las personas se organizan por sí mismas."

En los siguientes artículos David reflexiona sobre el código de conducta de las ONGs y, más generalmente, el papel de éstas ante la pobreza. La conclusión de todo esto es digna de ser enmarcada:

"Las ONG fracasan cuando no son capaces de explicarnos la realidad de los países y las personas empobrecidas, cuando no sirven para azuzar nuestro compromiso ciudadano por construir un mundo más justo y no nos orientan sobre cómo conseguirlo. En definitiva, cuando nos llevan a pensar que su único objetivo es sacarnos un poco de nuestro dinero."

Pueden leer los tres artículos aquí, Niños con moscas:

2 comentarios:

[La Otra Agenda] dijo...

Gracias por vuestra referencia y por vuestras generosas palabras. Sólo espero que tantas letras juntas contribuyan en algo a la reflexión... De momento me quedo con algunos de los comentarios que allí se van dejando. Merecen toda la atención :)
Un abrazo,
David

Vente conmigo y enfócate dijo...

De nada, hombre. Muchas gracias a ti.

Llevas razón en que algunos (muchos) de los comentarios que están dejando allí son muy interesantes. Pero es que tus lectores son de lo más envidiable de tu blog. Algo harás para merecer tan buena compañía...

Un abrazo.

Rebelion

Web Analytics