3 de noviembre de 2007

El partido de Eva Hache

Muchos habíamos creído que eso del partido de Eva Hache era una broma más de las muchas con que nos hace reir las noches de lunes a jueves. Pero no. Según una entrevista que la misma Eva Hache ha concedido al diario "Público", la cosa va muy en serio. Y aquí me empiezo a preocupar.

Vayan por delante todas mis simpatías para con la genial presentadora del mejor late night que posiblemente se haya visto en la televisión de nuestro país (desde mi humilde opinión y gusto personal, claro). Vaya también por delante mi más sincera felicitación a Eva y a todo su equipo por su recientemente ganado (y merecidamente) Premio Ondas. Sinceramente, opino que en el actual estado de crispación mediática en que algunos medios se obstinan en lanzar al país (no quiero decir nombres para que nadie acierte que me refiero a la COPE), que algunos nos den un balón de oxígeno, tratando con humor la política, es muy de agradecer.

Pero las bromas deben ser para el programa de humor. No para llevarlas al terreno donde se juega la vida y la suerte de más de cuarenta millones de personas. Desde luego, no seré yo quien ponga en tela de juicio el derecho de cualquiera a formar un partido y presentarse a las elecciones (incluso puede que, inconscientemente, me estén dando envidia por carecer yo de recursos para hacer lo mismo): pero, si definitivamente Eva se presenta, me parece demasiado evidente que eso sólo beneficiaría al PP.

Desde luego, el votante medio de la derecha no es, precisamente, muy devoto de Hache, y no le va a dar su confianza jamás. ¿Quiénes le votarán? Con toda seguridad, electores decepcionados de la izquierda, o incluso abstencionistas de pro, que se decidan a ir a las urnas simplemente porque les haya hecho gracia el gesto.

Querida, admirada y genial Eva Hache: si te quieres meter en política, por favor, haz un partido en serio, con un programa en serio y verdaramente alternativo, pero no lo hagas para demostrar que cualquiera puede llegar a la política, por cualquer medio, y seguir escalando a pesar de su corrupción. Para demostrar eso, hay otras vías. Si tú formaras un partido con la misma inteligencia y genialidad con que trabajas en TV, es muy posible que hasta yo te votara. Pero si lo haces con otra intención, puedes ayudar precisamente a aquellos a los que más criticas. Y a los demás nos recordarás a ese senador norteamericano que, para demostrar que en EEUU, cualquier denucia es llevada a trámite por absurda que sea, ha denunciado a Dios, en los tribunales, por las catástrofes naturales. Y ha sido admitida la denuncia, naturalmente.

Y eso es todo, Eva. Hasta el lunes por la noche.

2 comentarios:

Luis de Madrid dijo...

A mi también me preocupa, estaremos atentos cuando se acerquen las elecciones.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me está empezando a cargar Eva Hache

Rebelion

Web Analytics